autonomos

¿Cuánto cuesta ser autónomo en los principales países de Europa?

Introducirse en el mercado laboral de un determinado sector como trabajador autónomo se ha convertido a lo largo de los últimos tiempos en una de las salidas laborales a la que más recurren aquellas personas que se encuentran en situación de desempleo.

Lo cierto es que para emprender en España, necesitamos planificar bien el capital con el que contamos, además de tener una idea que tenga aceptación dentro de unos mercados que cada vez están más saturados.

autonomos
Cualquier persona que decida introducirse en el mercado laboral como trabajador autónomo, deberá elegir en primer lugar cuál será su base de cotización, siendo ésta 884,4 euros como mínimo y 3.606 euros como máximo. Queda claro que cuanto más alta sea nuestra base de cotización, más dinero habrá que desembolsar mes a mes. Por ejemplo, para la base mínima el coste mensual sería de 264 euros, mientras que para la cuota máxima sería de 1.075 euros mensuales.

La tarifa plana para ser autónomo en España

A lo largo de los últimos años se ha tratado de incentivar de alguna manera que más personas decidieran tomar este camino.
La tarifa plana es una medida mediante la que se reduce la cuota a pagar a la Seguridad Social por un tiempo limitado y exclusivamente para nuevos autónomos. Además, hay que diferenciar dos casos diferentes en función de la edad. Para aquellas personas mayores de 30 años, la tarifa plana tiene una duración de 18 meses y los menores de 30 años podrán disfrutar de ella hasta los 30 meses, en ambos casos pagando una cuota que ronda los 50 euros mensuales durante los 6 primeros meses.

El precio de ser autónomo en el resto de países de Europa

Francia

En Francia no todos los sectores pagan la misma cuota de autónomos, y además, durante el primer año es totalmente gratis. Una medida muy acertada.

Reino Unido

En Reino Unido no se pagan, ni de lejos, unas cifras tan desorbitadas como las que tenemos por aquí. Allí la cuota de autónomos ronda entre los 13 y los 58 euros. Además, no tienen la obligación de hacer la declaración del IVA trimestralmente, sino que es anualmente cuando tienen que hacer la declaración y pagar en función de las ganancias.

Italia

En Italia los trabajadores autónomos no pagan ningún tipo de cuota. Deben pagar un 20% de las ganancias.

Portugal

En Portugal, igual que ocurre en Italia, no existen cuotas de ningún tipo. Por otro lado, deben pagar un 24,5% de los ingresos anuales.

Holanda

En Holanda los trabajadores autónomos tienen la obligación de pagar un seguro que cuesta unos 100 euros al mes, además de una cuota de 50 euros al año.
Con las cifras en la mano de cuánto cuesta ser autónomo en los principales países de Europa sólo es necesario echar un vistazo para darnos cuenta de que España se encuentra a la cola de Europa en temática de creación de empleo para autónomos. Está claro que la tarifa plana de la que hemos hablado al comienzo de este artículo es un avance importante, pero todavía muy insuficiente si la comparamos con otros países.
Sea como fuere, se supone que es cuestión de tiempo que las cosas empiecen a sufrir un cambio, por muy ligero que sea. No se puede pretender que en un país el número de trabajadores autónomos aumente si mes a mes, trimestre a trimestre y año tras año estos últimos ven cómo el Estado se aprovecha de una situación que cada vez es más insostenible. A modo de resumen, el cambio pasa por facilitar las cosas a los emprendedores, aunque para ello haya que tomar medidas drásticas que reduzcan la recaudación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *